jueves, 26 de abril de 2012

Sustainability and the global warning effects

The planet is warming, from North Pole to South Pole, and everywhere in between. Globally, the mercury is already up more than 1 degree Fahrenheit (0.8 degree Celsius), and even more in sensitive polar regions. And the effects of rising temperatures aren’t waiting for some far-flung future. They’re happening right now. Signs are appearing all over, and some of them are surprising. The heat is not only melting glaciers and sea ice, it’s also shifting precipitation patterns and setting animals on the move.
Some impacts from increasing temperatures are already happening.
  • Ice is melting worldwide, especially at the Earth’s poles. This includes mountain glaciers, ice sheets covering West Antarctica and Greenland, and Arctic sea ice.
  • Researcher Bill Fraser has tracked the decline of the Adélie penguins on Antarctica, where their numbers have fallen from 32,000 breeding pairs to 11,000 in 30 years.
  • Sea level rise became faster over the last century.
  • Some butterflies, foxes, and alpine plants have moved farther north or to higher, cooler areas.
  • Precipitation (rain and snowfall) has increased across the globe, on average.
  • Spruce bark beetles have boomed in Alaska thanks to 20 years of warm summers. The insects have chewed up 4 million acres of spruce trees.
Other effects could happen later this century, if warming continues.
  • Sea levels are expected to rise between 7 and 23 inches (18 and 59 centimeters) by the end of the century, and continued melting at the poles could add between 4 and 8 inches (10 to 20 centimeters).
  • Hurricanes and other storms are likely to become stronger.
  • Species that depend on one another may become out of sync. For example, plants could bloom earlier than their pollinating insects become active.
  • Floods and droughts will become more common. Rainfall in Ethiopia, where droughts are already common, could decline by 10 percent over the next 50 years.
  • Less fresh water will be available. If the Quelccaya ice cap in Peru continues to melt at its current rate, it will be gone by 2100, leaving thousands of people who rely on it for drinking water and electricity without a source of either.
  • Some diseases will spread, such as malaria carried by mosquitoes.
  • Ecosystems will change—some species will move farther north or become more successful; others won’t be able to move and could become extinct. Wildlife research scientist Martyn Obbard has found that since the mid-1980s, with less ice on which to live and fish for food, polar bears have gotten considerably skinnier.  Polar bear biologist Ian Stirling has found a similar pattern in Hudson Bay.  He fears that if sea ice disappears, the polar bears will as well.
Source for climate information: IPCC, 2007

Please check on the following link to read one more of the global warming effects:

martes, 24 de abril de 2012

Azoteas verdes en México
México es uno de los paises que tambien se ha preocupado por los efectos del cambio climatico. Pero no solo México sino también los mexicanos y si a ti tambien te preocupa unete a este movimiento. temostramos unas fotos de edificios en México que forman parte del moviemeinto "Azoteas Verdes" .

En la azotea del edificio del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT) en Barranca del Muerto, en el sur de la ciudad de México, se encuentra la azotea verde más grande de Latinoamérica. La idea surgió en 2008, cuando el director de la institución, Víctor Manuel Borrás Setién, propuso crear un pequeño huerto en las instalaciones del edificio. Ese pequeño huerto, desde junio de 2011, se ha transformado en una azotea verde con Certificación de Edificio Sustentable y Grado de Excelencia, reconocimiento entregado por el gobierno del Distrito Federal.
Sobre este edificio, construido en 1974 por los arquitectos Teodoro González de León y Abraham Zabludovsky, se extiende esta superficie verde de 5 mil 265 metros cuadrados, con lo que se coloca como la tercera más grande en toda América. 2 mil 12 metros cuadrados de esta superficie son áreas de vegetación, el resto se reparte en zonas de esparcimiento, andadores, una pista para correr semiolímpica, un huerto de hortalizas, baños con regaderas y vestidores.
Los trabajos para acondicionar esta azotea duraron tres meses, en los cuales se trajeron 80 especies de plantas desde los invernaderos de la Universidad Autónoma de Chapingo y de las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre de la Semarnat. Esta obra sustentable requirió de una inversión de nueve millones 800 mil pesos y en su instalación se utilizaron polímeros y geotextiles. El promedio de inversión por metro cuadrado fue de cuatro mil pesos.

domingo, 22 de abril de 2012

Urban  Farming  

Green Cities

Urban agriculture can be defined shortly as the growing of plants and the raising of animals within and around cities.
The most striking feature of urban agriculture, which distinguishes it from rural agriculture, is that it is integrated into the urban economic and ecological system: urban agriculture is embedded in -and interacting with- the urban ecosystem. Such linkages include the use of urban residents as labourers, use of typical urban resources (like organic waste as compost and urban wastewater for irrigation), direct links with urban consumers, direct impacts on urban ecology (positive and negative), being part of the urban food system, competing for land with other urban functions, being influenced by urban policies and plans, etc. Urban agriculture is not a relict of the past that will fade away (urban agriculture increases when the city grows) nor brought to the city by rural immigrants that will loose their rural habits over time. It is an integral part of the urban system.
In each city a further specification of urban agriculture is possible by looking at the following dimensions:
  • Types of actors involved
    Large part of the people involved in urban agriculture is the urban poor. Contrary to general belief they are often not recent immigrants from rural areas (since the urban farmer needs time to get access to urban land, water and other productive resources). In many cities, one will often also find lower and mid-levelgovernment officials, school teachers and the like involved in agriculture, as well as richer people who are seeking a good investment for their capital.
    Women constitute an important part of urban farmers, since agriculture and related processing and selling activities, among others, can often be more easily combined with their other tasks in the household. It is however more difficult to combine it with urban jobs that require travelling to the town centre, industrial areas or to the houses of the rich.
  • Types of location
    Urban agriculture may take place in locations inside the cities (intra-urban) or in the peri-urban areas. The activities may take place on the homestead (on-plot) or on land away from the residence (off-plot), on private land (owned, leased) or on public land (parks, conservation areas, along roads, streams and railways), or semi-public land (schoolyards, grounds of schools and hospitals).
  • Types of products grown
    Urban agriculture includes food products, from different types of crops (grains, root crops, vegetables, mushrooms, fruits) and animals (poultry, rabbits, goats, sheep, cattle, pigs, guinea pigs, fish, etc.) as well as non-food products (like aromatic and medicinal herbs, ornamental plants, tree products, etc.). or combinations of these. Often the more perishable and relatively high-valued vegetables and animal products and by-products are favoured.
    Production units in urban agriculture in general tend to be more specialised than rural enterprises, and exchanges are taking place across production units.
  • Types of economic activities
    Urban agriculture includes agricultural production activities as well as related processing and marketing activities as well as inputs (e.g. compost) and services delivery (e.g. animal health services) by specialised micro-enterprises or NGOs, etc.
    In urban agriculture, production and marketing tend to be more closely interrelated in terms of time and space than for rural agriculture, thanks to greater geographic proximity and quicker resource flow.
  • Product destination / degree of market orientation
    In most cities in developing countries, an important part of urban agricultural production is for self-consumption, with surpluses being traded. However, the importance of the market-oriented urban agriculture, both in volume and economic value, should not be underestimated (as will be shown later). Products are sold at the farm gate, by cart in the same or other neighbourhoods, in local shops, on local (farmers) markets or to intermediaries and supermarkets. Mainly fresh products are sold, but part of it is processed for own use, cooked and sold on the streets, or processed and packaged for sale to one of the outlets mentioned above.
  • Scales of production and technology used
    In the city, we may encounter individual or family farms, group or cooperative farms and commercial enterprises at various scales ranging from micro- and small farms (the majority) to medium-sized andsome large-scale enterprises.
    The technological level of the majority of urban agriculture enterprises in developing countries is still rather low. However, the tendency is towards more technically advanced and intensive agriculture and various examples of such can be found in all cities.
Check the following links to learn more:



Music Playlist at MixPod.com
We want to invite you to check our Wiki about :

Global Warming

Follow us in our Environmental project, just clik in the link below:

by: Victor Diaz

Residuos Orgánicos e Inorgánicos

La basura se crea al mezclar los residuos sólidos (orgánicos e inorgánicos), todos podemos contribuir a reducir la basura.

Tipos de residuos:

Orgánicos: Los podemos identificar como aquellos de origen animal y vegetal. Por ejemplo: cáscaras de frutas y verduras, cascarones de huevo, sobrantes de comida, servilletas de papel usadas, residuos de café, bolsitas de té, pasto, hojas, ramas y flores entre otros.

Inorgánicos: Bolsas, empaques y envase plásticos, vidrio, papel, cartón y metales. Casi todos los residuos inorgánicos se pueden reciclar cuando están libres de materia orgánica.

Sanitarios: Papel higiénico, pañuelos faciales, algodón, pañales, toallas sanitarias y condones. Es importante que coloques estos residuos en una bolsa amarrada.

Especiales: Pilas, focos, electrónicos (radios, teléfonos, televisores, teclados…) y envases de pegamento, aceite de motor, aerosoles, cosméticos, tintes y fijadores para el cabello, pintura entre otros. Colócalos por separado en bolsa de plástico amarrada, junto con los residuos inorgánicos.

Una vez realizada la separación existen centros de acopio lucrativos y no lucrativos, encargados de enviar los materiales a plantas recicladoras, las cuales elaborarán nuevos productos, destinados al consumo. Es tarea de todos fomentar y practicar los hábitos del reciclaje y reutilización de los residuos sólidos, poniendo en práctica la compra de productos con el emblema del reciclaje , evitar al máximo la compra de productos sobreempaquetados, elegir empaques naturales, de cartón, papel o vidrio, disminuir la cantidad de plásticos utilizada.

Residuos Orgánicos.

En México se composta un máximo del 2% de estos residuos, que constituyen más del 50% del volumen total, según datos de la UNAM y la ONU
Muy poca gente lo sabe, pero,  los desechos orgánicos que segrega en su basura doméstica pueden tratarse para obtener energía o materias primas con alto valor agregado.

Pero este aprovechamiento apenas existe en México, donde se composta un máximo del 2% de estos residuos, que constituyen más del 50% del volumen total: unas 112 millones de toneladas al año, según datos de la UNAM y la ONU.

En contraste, países como Italia y Alemania convierten hasta 40% de su basura orgánica en composta. Este último confina en depósitos un máximo de 20% de sus desechos, mientras aquí en el país ese monto rebasa el 80%

Hacia 2005 la mayoría de los desechos en México (más del 51%, de acuerdo con la Semarnat) se componía por materia orgánica, como residuos de comida, hojas, cáscaras, etc. El 15% era papel o cartón, el 17% residuos como pañales desechables, el 6% vidrio, el 6% plástico, el 3% metales y el 2% textiles.

“Hoy la preocupación más fuerte en relación con este tema es la llamada gestión integral de los residuos, estrategia que los países buscan echar a andar para cuidar el medio ambiente”, expuso la investigadora del Instituto de Ingeniería de la UNAM María Teresa Orta.

Residuos Orgánicos.

Son materiales que no se descomponen de forma natural o tardan largo tiempo en degradarse, como el plástico, el vidrio, el papel y los metales.
Todos los residuos inorgánicos se pueden reciclar cuando se manejan limpios y secos (libres de materia orgánica)
Puedes reutilizarlos o reciclarlos, dependiendo del material de que se trate, siempre y cuando no estén sucios o mezclados con residuos orgánicos.
Sepáralos por tipo (vidrio, plástico, aluminio, metal y papel y cartón). Deposítalos limpios y secos para facilitar su selección y reciclaje. Busca centros de acopio y de reciclaje cercanos a tu casa, puedes consultar las Páginas Verdes para localizarlos.

Algunas formas muy sencillas de reducir tus residuos son:
  • Compra alimentos frescos, no procesados.
  • Utiliza envases retornables.
  • Usa ambos lados del papel cuando se hacen copias.
  • Sustituye artículos desechables por los que son lavables.
  • Compra productos a granel y lleva tus propios envases para ello.
  • Instala filtros reusables en equipos de aire acondicionado, cafeteras, hornos, etc.


En México se producen mas de 10 Millones de m3 de basura mensualmente, depositados en mas de 50 mil tiraderos de basura legales y clandestinos, que afectan de manera directa nuestra calidad de vida, pues nuestros recursos naturales son utilizados desproporcionalmente, como materias primas que luego desechamos y tiramos convirtiéndolos en materiales inútiles y focos de infección.

Reciclar significa separar o extraer materiales del flujo de desechos y acondicionarlos para su comercialización de modo que puedan ser usados como materias primas en sustitución de materiales vírgenes (Sedesol, 1993). El reciclaje es ampliamente considerado como una opción a incentivar debido a sus beneficios ambientales ya que mitiga la escasez de recursos naturales vírgenes, disminuye los riesgos de enfermedades y de alteración de ecosistemas, reduce la demanda de espacio en tiraderos y generalmente involucra ahorros en el consumo de energía (Craighill, 1996). Por otra parte, contribuye a reducir el impacto ambiental de la disposición de desechos sólidos, las emisiones a la atmósfera, la generación de lixiviados y los malos olores. Sin embargo, esta actividad tiene tambien efectos negativos sobre el ambiente, principalmente por la energía usada en la recolección y la clasificación de los residuos, además de que el reprocesamiento y utilización de estos materiales conlleva impactos en el entorno.

A continuación se cita un procedimiento fácil para iniciar este cambio:
  1. Platicar con la familia acerca de esta problemática
  2. Disponer de contenedores para separar los desperdicios,
  3. Definir su destino final
  4. Iniciar su separación,
  5. Hacer composta casera.
Al realizar la separación se debe tomar en cuenta que los desperdicios deben ir limpios y secos, además, dado que el 80% del volumen de la basura es ocupado por aire, es preciso desbaratar las cajas de cartón y aplanarlas. El papel se puede reciclar hasta seis veces y reusarse, para ello debe separase tomando en cuenta si es papel blanco, de color, comercial, periódico o cartón. Lo mismo sucede con el
vidrio, el cual se separa según su color en: transparente o claro, ámbar, azul y verde. En cuanto a los desperdicios de control sanitario, no se pueden reciclar y deben incinerarse, dentro de esta clasificación se encuentran algodones sucios, vendas, gasas, jeringas usadas, toallas sanitarias, pañales desechables, papel higiénico, y material peligroso con agentes patógenos.

viernes, 20 de abril de 2012


La cantidad de envases plásticos que invaden calles, barrancas, ríos y taludes de carreteras en el país aparenta ser un tiradero al aire libre. Pues en la medida en que el ciclo de negocio entorno del re-uso del Polietileno Tereftalato (Pet) está incompleto, miles de toneladas de envases vacíos salen de control cada día.
Una vez molido y tratado, este material plástico es totalmente aprovechable como relleno en la fabricación de almohadas, chamarras y bolsas de dormir, en la producción de bandas de embalaje, alfombras y cimbras, entre muchos otros productos existentes y por desarrollar. Pero su valor como insumo para nuevos productos depende de la disposición de los envases de desecho, su demanda en China para la elaboración de textiles y hasta las plagas que atacan a los campos de algodón.
Economía y Compromiso Empresarial (Ecoce), asociación civil financiada por 55 compañías embotelladoras de refrescos y productores de alimentos, que últimamente se han sumado como usuarios de Pet, actúa sobre el único de esos factores que deja algo qué hacer: la recopilación de los envases desechados. Su objetivo es hacer económicamente atractivo el acopio de los envases por medio de compensaciones económicas a quienes hacen esta labor. El Pet para reciclaje se paga internacionalmente a 16 centavos la libra, pero Ecoce aporta la diferencia para que los recopiladores reciban un peso, una intervención que le ha costado 400 millones de pesos desde su creación en septiembre de 2002.

Con eso estarán dadas las condiciones para la instalación de empresas de transformación de los envases en fibra tratada y lista para reutilizarse y de elaboración de productos terminados.

Irónicamente, antes de que naciera Ecoce, la industria del reciclaje no podía despegar porque no había manera de garantizar el abasto de envases; con el trabajo de Ecoce se recolecta 14 por ciento del Pet desperdigado en ciudades interiores y caminos y 35 por ciento en la capital del país; empero, sólo 30 por ciento se utiliza localmente, el resto se exporta a China y Estados Unidos.

La batalla del organismo, que se define como no lucrativo, es que 40 por ciento de los grandes usuarios de la resina que no han entrado a sus filas se afilien, y que aumente el número de procesadoras y el reciclaje.

En este último campo hay avances. Operan en el país tres plantas, y está en camino una más, dice Jorge Treviño, director de Ecoce; en tanto que Coca-Cola Co., Femsa y una empresa austriaca invierten 200 millones de dólares en una fábrica que producirá envases Pet con calidad alimentaria es decir, que sus envases que incorporarán material reciclado podrán utilizarse en el envasado de consumibles.


La moda es un mecanismo que regula las elecciones, asociadas al gusto colectivo y que expresa los valores característicos de una época, una sociedad, y entran en decadencia con ella. Con el correr de los años, este flujo productivo entre industria generadora y consumidor de moda fue acotando sus tiempos, creando ciclos cada vez más cortos, fomentando el derroche y el consumo desenfrenado. Este sinfín de producción, precisa de cantidades exacerbadas de recursos energéticos, potables y humanos. Las consecuencias son visibles, la explotación pareciera no acabar. La contaminación que provoca la industria textil es de valores inconmensurables, fomenta indirectamente a la contratación de mano de obra esclava, y a la frenética cultura del desecho

Es ahora, con la creciente “generación de consumidores verdes”, o ecológicamente comprometidos, en donde hay que comenzar a ser un factor de cambio. “El 80% establecido cuando se lo diseña”. La clave para alcanzar un futuro sostenible se basa en encontrar una forma de satisfacer el estilo de vida de un modo más constructivo.

El proceso hacia un desarrollo más sostenible, es decir la manera en que podemos resolver las necesidades actuales sin comprometer el desarrollo de las generaciones futuras pasa, entre otras instancias, por la minimización del impacto ambiental global asociado al ciclo de vida de los productos.

              De esta manera surgen diseñadores comprometidos con la causa, pues como artífices de la creación de un producto textil o una prenda, deben intervenir en cada parte del proceso, conocer la procedencia de la materia prima, quienes participaron de su obtención; cómo es el proceso para obtener el producto final, cómo puede reutilizarse al final de su vida útil.

Tienen que contemplar acciones que permitan medir, contabilizar y reducir el consumo de materiales, energía, dispersión de sustancias tóxicas, intensificar el reciclaje, prolongar la durabilidad de los productos, agregar valor a los bienes y servicios, y finalmente considerar aspectos orientados a la equidad, la ética y la responsabilidad social.

Deben plantear dentro de este concepto además, la educación del consumidor en la importancia de la reutilización o reciclaje de los productos, creando así un ciclo de retroalimentación (de la cuna a la cuna), inspirando en la lógica pro-cíclica de la naturaleza y proponer reemplazar el diseño unidireccional manera relaciones sustentables entre la industria y el ambiente.

En el mundo se han desarrollado una serie de normas orientadas a la certificación de los productos y procesos orgánicos. En nuestro país, esta “conciencia ecológica” también se encuentra en pleno desarrollo, ya se han gestado los procedimientos para la certificación orgánica primaria y se está trabajando en los protocolos de certificación de los procesos restantes.

jueves, 19 de abril de 2012

Tipos de basura.

La basura no es basura.

Los desechos pueden ser líquidos, sólidos o gaseosos. Estos últimos afectan el aire, el agua y la vida que nos rodea.
Aunque hablamos de la “eliminación de la basura”, rara vez la eliminamos completamente. Por lo general, la trasladamos de un sitio a otro, o la tapamos, para no verla. Pero la basura sigue allí y finalmente pasa a formar parte del medio ambiente.
Para que sean menos peligrosos, los desechos pueden procesarse antes de que se integren al medio ambiente. Pero lo mas frecuente es que no se los procesan. Parte de la basura se coloca en contenedores de metal, aunque con el tiempo, estos pueden oxidarse y perder su contenido
Tiempo atrás, los residuos sólidos domiciliarios no constituían un problema grave; la población no era tanta y la tierra podía asimilarlos. Con el constante desarrollo social hay una creciente producción de residuos y es tan vertiginosa, que impide, hasta el momento el tratamiento adecuado.
¿Inevitablemente tenemos que producir tanta basura? No. Hay dos maneras de reducirlas. Primero podemos reutilizar los productos y distintos materiales, en lugar de desecharlos. Esto se llama reciclado. Segundo podemos empezar por crear menos basura, empleando “tecnologías limpias”.
Algunos científicos e industriales sostienen que si nos esforzáramos lograríamos reducir nuestros desechos a una pequeña fracción de lo que producimos en la actualidad. Sostienen que podríamos seguir gozando de los beneficios de una sociedad moderna e industrializada.

La basura puede tratarse por:
Incineración: La basura se quema.
  Ventajas: Disminuye el volumen de los desperdicios.
                  Ahorro de combustible.
  Desventajas: Contaminación de la atmósfera.
  Ventajas: Disminuye el costo al aportar materia prima.
                  No contamina.
                  Disminuye un volumen considerable de basura.
  Desventajas: No existen.
Relleno sanitario:
  Ventajas: Es económico.
                  Reduce gran volumen de desechos.
  Desventajas: Se desperdician materiales que podrían reciclarse.
                       Puede contaminar el agua.